A la búsqueda de la laxiflora

 

Anacamptis langei Ezkaba 2013-05-26

Anacamptis laxiflora, la encontramos el año pasado, pero en este no ha habido oportunidad.
Ezkaba 2013-05-26

 

Una de las cosas más curiosas de la revisión de la “colección” de orquídeas de la temporada pasada, fue el descubrimiento de la Anacamptis laxiflora en la ladera sur del monte Ezkaba. La verdad, cuando la vi la supuse una Androrchis mascula, y ni me fijé dónde la encontré. Recuerdo que me chocó la rotundidez de su colorido. Le hice unas foticos de rigor y continué con mi periplo.

Luego, a la hora de las revisiones en el otoño-invierno, comenzó a hacerse patente que era otra cosa. Aún así, tengo una idea vaga, cerca de donde se encontraban el agua se mezclaba con la vegetación; pero es que el año pasado fue excepcionalmente húmedo y todo rezumaba.

Después de contactar con los miembros del foro de Gorosti comenzó lo alucinante: A. laxiflora es una planta de terrenos encharcados y humedales, lo que no cuadra a priori con el lugar dónde la encontramos. Por eso, desde finales del invierno comenzamos a buscarla por la zona dónde podría encontrarse.

La ladera sur de Ezkaba, se caracteriza por ser una zona particularmente seca, pero con un poco de perspicacia desde el camino de Ansoaín a Atarrabia pueden encontrarse estructuras agrícolas para el “saneamiento” de los aguazales de las fincas. De la misma forma, a los vecinos de Txantrea y Ansoáin no les cuesta recordar que en los terrenos de la plaza Lapurbide y donde se encuentra el actual ayuntamiento eran zonas de barrizal. Por que a pesar de ser una ladera empinada orientada al sur hay varios puntos de surgencia de aguas. Algunas de estas surgencias son muy notorias y conocidas, como el abrevadero cercano a la cima en la ladera norte (el primer lugar donde pude encontrar huellas de corzo) o la de las cercanas al antiguo cementerio. Pero otra de las características de estas surgencias es su “efimeridad”; algunos de los desprendimientos y corrimientos de tierra acaecidos durante el año pasado les han pasado factura.

Por eso, comenzamos a buscar el ambiente, sin embargo, esto pasa con las cosas que están cerca de casa, se ha ido posponiendo y posponiendo. Así, primero pudimos encontrarnos con las laxiflora de Iza, o las de Loza, pero no encontraba un hueco para ir a por las de Ezkaba.

Ophrys scolopax. Como a otras especies, parece que los cambios bruscos hacia arriba de la temperatura no les sentaron bien. Pero este rincón más húmero les permitió un pequeño respiro. Ezkaba 2014-06-11

Ophrys scolopax. Como a otras especies, parece que los cambios bruscos hacia arriba de la temperatura no les sentaron bien. Pero este rincón más húmero les permitió un pequeño respiro.
Ezkaba 2014-06-11

 

De hecho, este último mes tengo al monte Ezkaba muy “abandonadito” y apenas si he pasado por mis lugares “favoritos”.

 

Anacamptis pyramidalis. Ya convertida en la reina de los prados. Ezkaba 2014-06-11

Anacamptis pyramidalis. Ya convertida en la reina de los prados.
Ezkaba 2014-06-11

Por eso decidí que ya había pasado suficiente tiempo. La cosa no comenzaba muy bien, una tarde de mucho calor, pero la necesidad impuso su criterio.

La primera parada, y previa, era visitar una estación con una diversidad notoria. Pero el resultado fue desalentador: dos días de calores por encima de los 30 ºC y la mayor parte de las plantas habían quedado asfixiadas. Se aprecian muchas flores marchitas sin acompañamiento de fructificaciones en Anacamptis coriophora, Orchis anthropophora, Serapias lingua.

Gymnadenia conopsea. Algunas de las últimas en los enclaves más húmedos. Ezkaba 2014-06-11

Gymnadenia conopsea. Algunas de las últimas en los enclaves más húmedos.
Ezkaba 2014-06-11

Es desalentador, pero un pequeño atisbo de esperanza aún continúa; es posible que el suelo húmedo haya podido mantenerlas por algún tiempo. A pesar de tener el calendario en contra, en otra visita reciente que hicimos a Loza, estaba muy lozana: quizás aún haya suerte.

 

Anacamptis coriophora en fruto. No todas pudieron llegar a este estado a causa del calor. Ezkaba 2014-06-11

Anacamptis coriophora en fruto. No todas pudieron llegar a este estado a causa del calor.
Ezkaba 2014-06-11

Sin embargo retomamos el enunciado: cuando se descubrió no se tomó especial nota de su ubicación, y en las distintas veces que se ha ido a buscar el ambiente nunca me ha parecido ir a parar al mismo sitio.

Cuscuta sp. sobre Genista. En esta época del año es frecuente ver las "barbas" de la Cuscuta sobre sus hospedadores. Ezkaba 2014-06-11

Cuscuta sp. sobre Genista. En esta época del año es frecuente ver las “barbas” de la Cuscuta sobre sus hospedadores.
Ezkaba 2014-06-11

La zona húmeda del sur de Ezkaba no es especialmente notoria desde las fotos del Google Earth, por eso es un lugar “desconocido”.

Como la mejor forma de encontrarlo era peinar la zona, es lo que me propuse: cruzar y atravesar el área probable de su ubicación. Lo primero que se veía es que la hierba crecía mucho más fuerte que en las zonas más secas, pero a pesar de la profusión de Anacamptis pyramidalis, muchas de ellas también tocadas por los calores, sólo las Himantoglossum hircinium eran capaces de hacer frente a la canícula.

 

Himantoglossum hircinum. Una orquídea de tendencias nitrófilas y ruderales, buena aguantando estos fuertes calores. Ezkaba 2014-06-11

Himantoglossum hircinum. Una orquídea de tendencias nitrófilas y ruderales, buena aguantando estos fuertes calores. A su sombra Helicella.
Ezkaba 2014-06-11

 

La desolación de no encontrar una sola planta de laxiflora se veía compensada por la floración de otras, Prunela, Teucrium, Plomis, Lhatirus, Poligala, Rubus, Rosa,… muchas veces una nota de color entre el verdor de las gramíneas o ciperáceas fuerza a cambiar la ruta, pero la decepción continúa su curso.

Prunella vulgaris. Una preciosa labiada con flores que van desde el azul intenso hasta casi blancas. Ezkaba 2014-06-11

Prunella vulgaris. Una preciosa labiada con flores que van desde el azul intenso hasta casi blancas.
Ezkaba 2014-06-11

Sólo la belleza del oculto rincón es aliciente suficiente para continuar la marcha. Esa belleza que impregna esos sitios por donde apenas pasa nadie.

Entre la "espesura" pueden apreciarse los caminos y túneles que hacen en la vegetación los mamíferos que habitan esta zona. Ezkaba 2014-06-11

Entre la “espesura” pueden apreciarse los caminos y túneles que hacen en la vegetación los mamíferos que habitan esta zona.
Ezkaba 2014-06-11

Y un tesoro así es un regalo para la fauna: el sobresalto del eslizón que se sumerge entre el césped, la carrera frenética de ese lagarto de gran tamaño que se refugia en el primer matorral, los cuatro saltos sobre las barreras de arbustos de los que me dejó disfrutar el corzo (Capreolus capreolus) al que le interrumpí su vespertino descanso,…

Antiguo nido de urraca.  Ezkaba 2014-06-11

Antiguo nido de urraca.
Ezkaba 2014-06-11

Alguna de las pruebas de esta “tranquilidad” frente a las personas las tenemos precisamente en la hierba sin pisadas, o incluso en este nido de urracas abandonado por antiguo. Las urracas aunque desconfiadas, suelen adaptarse a casi cualquier entorno en nuestra zona. No es raro encontrarse nidos a tan baja altura, pero sueler lo normal que se encuentren en medio de un denso arbusto espinoso y con cúpula. Aquí estaba bajo, la foto esta sacada desde el suelo, y el nido es abierto. Se aprecia una de las características de este ave: la de dejar una base de barro para depositar los huevos.

 

Pero lo más impresionante fue cuando una culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) de más de metro y medio decide que ya me he acercado demasiado y se lanzó tres metros de desnivel terraplén abajo, así como diría alguien en “vuelo sin motor”.

 

Definitivamente, no puedo dar buenas noticias a mis amigos botánicos, pero ¿quién se atreve a decir que este paseo terminó en fracaso?

 

Serapias lingua, otra de las grandes damnificadas. Un último ejemplar en lo más fresco y recóndito. Ezkaba 2014-06-11

Serapias lingua, otra de las grandes damnificadas. Un último ejemplar en lo más fresco y recóndito.
Ezkaba 2014-06-11

Fecha: 2014-06-11

Hora: 17:50- 19:30

Climatología: Cielo nuboso sin visión directa del sol, pero presente, algo de viento refrescante, 26ºC.

Anuncios

Acerca de ornitologia desde la ventana

Sólo soy una persona más de esas que ves por la calle. No deberías darte cuenta que estoy a tu lado, puesto que mi mediocridad es mi bandera identificativa. Si aún así quieres ponerte en contacto conmigo puedes hacerlo en ornitologiadesdelaventana@gmail.com
Galería | Esta entrada fue publicada en Paseos por el campo y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s