Fenología de la quitameriendas (Merendera montana)

Hay una planta que marca una pauta muy significativa en el calendario. La primera vez que me la presentaron, apenas si contaba con 14 años, mi primo me comentó que esa flor del suelo se llamaba “quitameriendas” por que cuando aparece indica el fin de la temporada de “meriendas campestres”.

Merendera montana, ahora parece que hay que llamarla Colchicum montanum, es una planta un tanto particular. Básicamente consiste en un bulbo de pequeñas dimensiones que se encuentra enterrado pero que de vez en cuando se asoma a la superficie. Según Wikipedia unas hojitas salen del suelo a partir de la floración hasta la primavera. Es difícil identificar estas hojitas en el suelo de los prados ralos donde vive, por que son dos pares de pequeñas hojitas filiformes que conforman una “cruz”. Unos hilillos que apenas llaman la atención en el suelo. Antes del fin de la primavera desaparecerán de la vista.

El bulbo dormitará hasta que llegue septiembre o principios de octubre, cuando una flor solitaria surge desde su interior, donde guarda su ovario , hasta la luz. Allí será polinizada por mariposas y por otros insectos que deberán llegar hasta muy profundo, ya que todas sus piezas florales parten desde su cuerpo subterráneo.

Su distribución es muy interesante; Merendera montana es un endemismo ibérico, más abundante en la mitad norte de la Península. Flora Europaea la define como habitante de la región Hispania (Hs). Su distribución altitudinal abarca entre los 500 – 2500 m.s.n.m. Prefiere vivir en pastos secos y bajos, muchos de ellos mantenidos por el pastoreo. Al ser tan conspicua y abundante en su entorno, posee una enorme cantidad de nombres locales, y muchos de ellos hacen referencia a su floración otoñal o a su relación con las “meriendas”.

 

Merendera montana en la vertiente leonesa del Pto. de San Glorio. 2015-07-27

Merendera montana en la vertiente leonesa del Pto. de San Glorio.
2015-07-27

Hasta aquí estaba acostumbrado a todo ello. La sorpresa surge cuando el 2015-07-27 paseando por el Puerto de Sanglorio, entre Castilla-León y Cantabria a unos 1600 m.s.n.m aparece el suelo profusamente. Efectivamente, consultando Flora Ibérica y “El Verde” afirman que su periodo de floración comienza a partir de julio. Esto parece un poco incompatible con sus denominaciones populares, y que le digan a la multitud de montañeros que cruzan estos parajes que ya no van a poder “merendar” en ellos a partir de agosto.  En estas cotas puede aparecer la nieve cualquier día del año, aún así, parece una situación un poco “prometeica”, un poco demasiado previsora; y mucho más si la comparamos con los frutos de los Vaccinium myrtillus que crecían a escasos metros en el pinar cercano y cuyos frutos estaban tan verdes como los de aquí.

Es indudable que la plasticidad de esta especie no debería dejarnos indiferentes.

Fecha: 2015-07-27

Hora: 10:30-14:00

Climatología: Tiempo soleado y caluroso 29 Cº, viento suave del NE

Para ubicarse mejor:

 

Nota: cuando lo visité no había nada de esa nieve.

Anuncios

Acerca de ornitologia desde la ventana

Sólo soy una persona más de esas que ves por la calle. No deberías darte cuenta que estoy a tu lado, puesto que mi mediocridad es mi bandera identificativa. Si aún así quieres ponerte en contacto conmigo puedes hacerlo en ornitologiadesdelaventana@gmail.com
Galería | Esta entrada fue publicada en Notas sobre Vegetación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s