Un helecho de un ambiente diferente: Asplenium marinum

Asplenium marinum es un helecho un tanto especial; podríamos decir que es un elemento “rharo, rharo, rharo“. Comenzaremos con su ambiente: es el único de nuestro entorno residente en  la zona de influencia marítima de los acantilados costeros. Los helechos son un tipo de plantas muy particulares. En general son unos grandes desconocidos por parte de la mayoría del público. Como muestra, es frecuente en las floristerías que los clientes se dirijan como “helechos” a los Asparragus que adornan los ramos.

Asplenium marinum, hábito. Su forma es "tipica" de Asplenium, pero es mucho más coriáceo que otros Asplenium de nuestros alrededores. Comillas, Cantabria 2015-07-30

Asplenium marinum, hábito. Su forma es “tipica” de Asplenium, pero es mucho más coriáceo que otros Asplenium de nuestros alrededores.
Comillas, Cantabria 2015-07-30

Por muchos es conocido que los helechos tienen un cormo bien formado: con sus raíces, sus tallos y sus hojas. Los helechos actuales no poseen flores ni frutos. Esta característica hace que habitualmente se las califique de plantas primitivas, a pesar de que se considera que en el pasado varios grupos de helechos, de forma independiente, generaron estructuras muy similares a semillas.

Aún así, se mantiene el calificativo de primitivas, contra la opinión de algunos estudiosos que afirman que una gran parte de los helechos actuales se generaron en la radiación evolutiva que sucedió tras la extinción cretácica.

Nuestro protagonista es uno de estos.

Asplenium marinum; estos ejemplares aún prometen mucho. Comillas, Cantabria 2015-07-30

Asplenium marinum; estos ejemplares aún prometen mucho.
Comillas, Cantabria 2015-07-30

La primera noticia que tuve de este superviviente es una lámina que Iñaki dibujó para la tesis de M. Onaindia sobre la vegetación bizkaitarra. En ella, en un corte imaginario e idealizado se mostraba una sucesión de plantas que vivían en los acantilados costeros y su relación con la distancia al oleaje y a la zona de salpicaduras de las olas.

Asplenium marinum prosperaba ahí, cerca de esas primeras líneas. Fue el detonante para buscarla por la costa de mi pago natal. El resultado fue la localización de cuatro poblaciones. Lamentablemente, la creación de varias súper infraestructuras dieron al traste con todas ellas.

Por ello, cuando el 2015-07-28 paseábamos por el puerto de Comillas (Cantabria) y lo divisamos, fue como el reencuentro con un viejo amigo que hace mucho que no ves.

Asplenium marinum. Vista de los esporangios. Aún están demasiado "verdes", Es típico de este género la presencia de esporangios lineales en el envés de los foliolos del fronde. Comillas, cantabria 2015-07-30

Asplenium marinum. Vista de los esporangios. Aún están demasiado “verdes”, Es típico de este género la presencia de esporangios lineales en el envés de los foliolos del fronde.
Comillas, cantabria 2015-07-30

Asplenium marinum es una planta de fronde verde oscuro, brillante, lustroso, con tacto coriáceo y fuerte, cualidades frecuentes entre las plantas que viven en entornos costeros. Vivian varios ejemplares sobre el muelle del puerto, no muy lejos de la línea habitual de la marea, pero sin salpicaduras. Entonces recordé un detalle del que nunca había reparado: las poblaciones que ya no existen estaban cerca de la línea de mareas, pero guarnecidas de las salpicaduras directas; de tal forma que en las grandes marejadas las poblaciones quedarían bañadas o incluso sumergidas por las olas… y sin embargo no se exponían a las nebulizaciones directas.

Asplenium marinum, en el muelle del puerto de Comillas varios ejemplares encontraron un lugar salino sin grandes salpidaduras siguiendo las "fisuras" de la construcción. Comillas, Cantabria 2015-07-30

Asplenium marinum, en el muelle del puerto de Comillas varios ejemplares encontraron un lugar salino sin grandes salpidaduras siguiendo las “fisuras” de la construcción.
Comillas, Cantabria 2015-07-30

Quizás esta idea tenga que ver con su ciclo vital. En casi todos los seres eucariotas hay una alternancia de fases gametofíticas en la cual se produce la costosa reproducción sexual, y esporofíticas, donde se produce la reproducción asexual. La parte gametofítica tiene una seria desventaja, posee una dotación cromosómica inferior a la esporofítica, concretando posee la mitad de los cromosomas, a fin de cuentas genera los gametos que buscan a otro gameto compatible para fundirse en un zigoto, una célula nueva con la dotación cromosómica completa. Por otra parte, la fase esporofítica procede del desarrollo de este zigoto.

En los helechos estas fases son bien visibles, en un proceso que se llama “alternancia de generaciones”. Los esporofitos son las partes que identificamos claramente como “plantas”, son las que poseen el cormo y son grandes, pueden tener dimensiones arbóreas. En ellos, periódicamente surgen estructuras, los esporangios, que generan una pléyade de esporas, generalmente de tamaños submilimétricos.

Asplenium marinum vista de la población desde el otro lado de la rada. Comillas, Cantabria 2015-07-30

Asplenium marinum vista de la población desde el otro lado de la rada.
Comillas, Cantabria 2015-07-30

 

Estas esporas pueden germinar, y cuando lo hacen, crean estructuras talosas que recuerdan a los briófitos. Estas estructuras, que también pueden apreciarse a simple vista, contienen los gametos. Esta es la parte vital que más requiere del agua, porque los gametos masculinos buscan al femenino “al aire libre” sumergidos y desplazándose en agua. Una vez fecundado, se generará en ese lugar un nuevo esporofito. Esta es la principal razón por la cual los helechos prefieren vivir en sitios húmedos, el gameto masculino debe llegar hasta el femenino desplazándose con su flagelo por un medio acuoso.

Asplenium marinum. Vista del muelle con sus poblaciones. Espero que no de pie a algún "departamento de limpieza" para erradicarlo. Comillas, Cantabria 2015-07-30

Asplenium marinum. Vista del muelle con sus poblaciones. Espero que no de pie a algún “departamento de limpieza” para erradicarlo.
Comillas, Cantabria 2015-07-30

Pero volviendo a nuestro protagonista; el agua del mar no se parece a nada al agua que retienen las células, su contenido de sal es muchísimo más elevado. Si añadimos la condición de la lluvia por salpicaduras procedentes del oleaje, podemos tener una pulverización de agua salada que regularmente cae sobre las mismas zonas, pudiendo acumularse las sales a medida que el agua se evapora. El resultado es que en un suelo salinizado, como el que presentamos, las plantas tienen que crear sistemas para retener su agua interior y métodos eficaces para absorberla. La concentración de sales del suelo “empuja” al contenido hídrico de las plantas a salir por las raíces, debido a diferencias de presión osmótica. Ese es el motivo por el cual la plantas costeras tienen cierta semejanza a las plantas de climas secos: crasas, coriáceas,.. Este es un lugar terriblemente hostil para una célula tan desprotegida como un gameto. Parece fácil pensar que la propia salinidad del suelo dificultaría tanto el crecimiento del gametofito, su sistema vegetativo es relativamente sencillo, como por otra la propia supervivencia del gameto masculino, una célula que se desplaza por un medio verdaderamente poco propicio.

Para concluir, parece que estamos en uno de los peores lugares para un ser con grandes necesidades de humedad, pero para poder asombraros más, hay algunas especies que viven en el desierto. Eso si que debe ser una odisea.

Para ubicaros mejor:

 

Fecha 2015-07-30

Hora: 18:00

Climatologia: tiempo soleado, visibilidad espléndida, 27 C, brisa floja, mar en calma.

PD: Si camináis por el paseo que sube desde el muelle hasta la parte de atrás hay una alternancia geológica muy interesante entre calizas y zonas más arcillosas y de areniscas.. El resultado es ver en pocos metros ejemplares, jóvenes eso sí, de Blechnum, Osmunda, Asplenium, Polystichum, Polypodium… todo un goce para disfrutar de este grupo de plantas.

Anuncios

Acerca de ornitologia desde la ventana

Sólo soy una persona más de esas que ves por la calle. No deberías darte cuenta que estoy a tu lado, puesto que mi mediocridad es mi bandera identificativa. Si aún así quieres ponerte en contacto conmigo puedes hacerlo en ornitologiadesdelaventana@gmail.com
Galería | Esta entrada fue publicada en Notas sobre Vegetación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un helecho de un ambiente diferente: Asplenium marinum

  1. mikel dijo:

    Una historia alucinante, la de este “yerbajo”, susceptible, como dices, de sufrir la ignorancia humana.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. Joserra dijo:

    ‘Qué bueno, Xabi!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s