Monumento al caído

¿Alguna vez os habéis puesto a pensar lo que supone ser un árbol en un entorno humano?

Nuestro protagonista, Cedrus atlantica, antes de comenzar la tarea. Iruña - Pamplona 2015-12-01

Nuestro protagonista, Cedrus atlantica, antes de comenzar la tarea. En lo alto un antiguo nido de urracas.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

Los árboles son seres vivos, parece una perogrullada, pero al final, llega un día en que, por diversos motivos, perecen, aunque no sé si “perecer” es la palabra más adecuada, ya que solemos decir “se secan”.

 

La propia expresión parece poco cogida de los pelos. Las plantas al morir dejan de fluir sus líquidos vitales, con lo cual “se secan”. Pero tras ello parece que hay otra categoría, están los que se “mueren” y los que se “secan”.

El proceso de "descarga" comienza cortando el extremo de las ramas, continuando hacia dentro. Iruña - Pamplona 2015-12-01

El proceso de “descarga” comienza cortando el extremo de las ramas, continuando hacia dentro.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

Acepto la visión antropocéntrica de los términos, pero no me cuesta imaginar un proceso tan terrible no sea igualitario para un vegetal, para un animal o cualquier ser vivo que, en llegado a un punto, todas tus funciones vitales se suspenden de forma irreversible. Sin duda, para el ser que fenece, la sensación de su propia muerte debe ser catastrófica; pero es posible que haya algún otro matiz, para los que tenemos procesos de consciencia y cognitivos. Quizás estos procesos nos sirvan de atenuante o de agravante, vaya usted a saber, la hora de pasar el trámite.

Una vez que las ramas finas han sido taladas se continúa por las de mayor diámetro, siempre hacia dentro. Iruña - Pamplona 2015-12-01

Una vez que las ramas finas han sido taladas se continúa por las de mayor diámetro, siempre hacia dentro.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

Por supuesto que no mostramos sentimientos por la muerte de protozoos ni bacterias, pero cuando el ser que dejó de vivir es grande la cosa puede cambiar.

Pues eso es lo que ocurrió un día que pasaba por allí. Era un cedro del atlas, Cedrus atlantica. Su porte era majestuoso, crecía en entorno privilegiado, “El Parque del Mundo” en Iruña – Pamplona.

Las ramas más bajas, y más fuertes, ya han sido cortadas. La plataforma se alza hacia la siguiente. Iruña - Pamplona 2015-12-01

Las ramas más bajas, y más fuertes, ya han sido cortadas. La plataforma se alza hacia la siguiente.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

Sobre él recaía la luz solar casi durante todo el día, por eso creció gallardo, espléndido, poderoso. Su copa rayaba los requisitos del canon, y fue durante mucho tiempo un referente en su preeminente situación.

Todo esto fue así hasta que, lentamente, las cosas comenzaron a cambiar; de tal forma que sus rotundas acículas de un verde intenso, tornáronse glaucas al principio, pardas con el tiempo. Al llegar a esta coloración, el árbol fue despojándose de ellas poco a poco.

Ya sólo falta la copa. Desde aquí se retira toda de un corte. Iruña - Pamplona 2015-12-01

Ya sólo falta la copa. Desde aquí se retira toda de un corte.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

Este proceso es curioso en los vegetales. Cuando cortamos una rama o un trozo de madera de un ejemplar vivo, esta conserva muchas cualidades: robustez, elasticidad, dureza, etc. Pero cuando cortamos esa misma rama de un ejemplar muerto las características antes mencionadas son cosa del pasado. Su madera es frágil y quebradiza, y su elasticidad es prácticamente inexistente. Todo ello jugó en contra de nuestro homenajeado.

Despojado de sus ramas, el tronco adquiere un aspecto desnudo, pero aún se alza con cierto "orgullo", como un mástil. Iruña - Pamplona 2015-12-01

Despojado de sus ramas, el tronco adquiere un aspecto desnudo, pero aún se alza con cierto “orgullo”, como un mástil.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

Como decíamos, llegó un momento en que sólo un puñado de acículas teñía de un tenue verde un escondido rincón de una rama. Se decretó que el árbol, otrora emblemático, pasaba a la categoría de “peligro público”. Es cierto que la denominación no fue por azar, hay antecedentes de riesgo en caso de nevadas copiosas que ocurrieron en ese mismo parque, a escasos metros de donde nos encontramos y con el agravante de que eran ejemplares sanos.

Sin embargo, aún se considera que es demasiado alto. Se sigue roceando. Esta vez, la corta "espada" de la motosierra no permite cortes tan "límpios". Iruña - Pamplona 2015-12-01

Sin embargo, aún se considera que es demasiado alto. Se sigue troceando. Esta vez, la corta “espada” de la motosierra no permite cortes tan “limpios”.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

Por eso se decidió “cortarlo”. Para mi imaginación, “cortarlo” significaba que vendría el “tío de la motosierra” y a ras del suelo  crearía tres cortes, dos para generar una cuña, y hacer que el pie se incline hacia ese lado, y otro tercero, para que la parte que aún se apoya en el tronco se deslice hacia el vacío anterior y caiga, cual alto es, en esa dirección. Esta es la maniobra habitual en un bosque, maniobra que entraña un riesgo importante para las personas que operan a su alrededor.

Cuando el corte es tan grande, se realiza buscando una dirección de caída, rasgando una cuña para facilitar el proceso. Iruña - Pamplona 2015-12-01

Cuando el corte es tan grande, se realiza buscando una dirección de caída, rasgando una cuña para facilitar el proceso.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

 

 

Pero en una ciudad o en un parque hay más limitaciones, y las espaciales son muy importantes, por que hacia donde caiga podría generar daños: edificios, otros árboles, pavimento, aceras, calzadas,… En el bosque también hay otros daños sobre la vegetación acompañante, pero parece que esos efectos importan menos.

Para minimizar estos riesgos se recurre a una serie de maniobras cuyo nombre me sugiere la palabra “procesado”, aunque los técnicos usan el término “descarga”.

Para mí ya era la altura perfecta. Iruña - Pamplona 2015-12-01

Para mí ya era la altura perfecta.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

La descarga consiste en cortar las ramas desde fuera hacia dentro, de tal forma que se hacen trozos pequeños, manejables y sobretodo que al caer minimicen el riesgo de desperfectos potenciales. El procesado comienza en las ramas inferiores, para ir ascendiendo. Las ventajas parecen claras. Por una parte las ramas situadas más abajo podrían influir, entorpecer la caída de las de arriba, así como arriesgar innecesariamente a las personas que realizan el proceso, y por otro las ramas caídas sirven de amortiguador del golpe de la superiores, protegiendo en cierta medida el espacio de la precipitación de los restos siguientes.

Siguiendo las instrucciones dadas, el operario busca un buen punto de corte. Se enfrenta a un tronco de un diámetro más que respetable. Iruña - Pamplona 2015-12-01

Siguiendo las instrucciones dadas, el operario busca un buen punto de corte. Se enfrenta a un tronco de un diámetro más que respetable.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

En nuestro caso, una vez quedó el tronco “pelado” se procedió a cortarlo hasta dejarlo a una altura adecuada. Para ello se hicieron otros dos cortes es los que cayeron trozos de este raquis de dimensiones considerables.

La caída de este pedazo de madero, supuso todo un reto. Hay que notar que la motosiera es realmente pequeña. Biene bien por ser muy ligerra en la mayor parte del tiempo, pero con estos grosores es un poco engorrosa. El esfuerzo culminado en esta foto fue notable. Iruña - Pamplona 2015-12-01

La caída de este pedazo de madero, supuso todo un reto. Hay que notar que la motosiera es realmente pequeña. Viene bien por ser muy ligera en la mayor parte del tiempo, pero con estos grosores es un poco engorrosa. El esfuerzo culminado en esta foto fue notable.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

¿Cual será el final de nuestro protagonista? Hay motivos para pensar que se desea tallar lo que quedó en pie.  En realidad se dejó parte del tronco con este fin. Supongo que durante la talla se realiza un tratamiento para su conservación.  Por otro lado, no sé muy bien que puede ocurrir con la madera si se dejara tal cual. Mientras se cortaba no parecía que estuviera en mal estado, todo lo contrario.

Con el proceso concluído, sólo falta retirar los restos. Iruña - Pamplona 2015-12-01

Con el proceso concluído, sólo falta retirar los restos.
Iruña – Pamplona 2015-12-01

Pero tampoco sé si los xilófagos locales son capaces de utilizarla como alimento. Los cedros son unas coníferas exóticas, con algunas especies en los países del Mediterráneo meridional y oriental y otra en las cercanías del Himalaya. ¿Podrían los xilófagos de pináceas locales incluirlas en su menú? La idea parece atractiva, pensar en esos seres que necesitan madera muerta y que tan mala prensa tienen. Sería una buena noticia para nuestros pájaros carpinteros, por ejemplo.

Sea como fuere, de momento aún está ahí, con sus “carnes taladas” haciéndonos imaginar los centenares de sucesos que pudieron cobijar sus ramas.

 

Para ubicarse mejor: Ese pedazo de cedro es (era) nuestro protagonista:

 

El Parque del Mundo es el único parque de Iruña – Pamplona con un vallado perimetral que permite su cierre. Su horario es de 6:00 – 23:00 h.  Su nombre procede del intento de representar los cinco continentes del globo, por su flora, su simbología, su plano,… Es un parque que guarda muchas sorpresas, aunque es un gran desconocido para los habitantes de la ciudad, principalmente por su fuerte ubicación periférica. Su origen procede del parque que rodeaba el hoy Centro Psicogeriátrico San Francisco Javier del Servicio Navarro de salud Osasunbidea desde su inauguración en 1904. Por ello no es de extrañar la presencia de robles, pinos, cedros y secuoyas centenarias. Algunos de los árboles más notables de nuestra ciudad crecen en él.

El parque además cuenta con instalaciones deportivas y de juegos infantiles, canchas de baloncesto y balonmano, columpios y zona de gimnasio para adultos, dos “halfpipe“, área de expansión canina,… y un pequeño estanque, al que ya le daría “caña” ya…

Para más información pinchar aquí

 

Vista final, ya es una escultura en si misma. No es la mejor vista que pudo tener, pero aún representa parte de su poder. Iruña - Pamplona 2015-12-17

Vista final, ya es una escultura en si misma. No es la mejor vista que pudo tener, pero aún representa parte de su poder.
Iruña – Pamplona 2015-12-17

Fecha: 2015-12-01

Anuncios

Acerca de ornitologia desde la ventana

Sólo soy una persona más de esas que ves por la calle. No deberías darte cuenta que estoy a tu lado, puesto que mi mediocridad es mi bandera identificativa. Si aún así quieres ponerte en contacto conmigo puedes hacerlo en ornitologiadesdelaventana@gmail.com
Galería | Esta entrada fue publicada en Paseos urbanitas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Monumento al caído

  1. koldo dijo:

    muy bueno el artículo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s