Asomándonos al mundo de los murciélagos

Los murciélagos es un grupo terriblemente desconocido. A pesar de que son aproximadamente un 20% de las especies de mamíferos existentes (1.100 especies de 5.200 groso modo) sus hábitos crípticos: nocturnidad, la forma de esconderse entre las grietas, tamaños reducidos, su fisonomía particular, el vuelo como método de locomoción, …

Murciélago enano (Pipistrellus pipistrellus) una pequeña joven hembra. Esta es la especie más abundante de nuestro entorno, ya que se encuentra a gusto en los entornos humanizados.
Elia 2018-09-29

A pesar de todo ello, o precisamente por este mismo desconocimiento, nuestra cultura occidental los infravalora y demoniza por sistema. Y es que nos resulta difícil empatizar con lo desconocido. A pesar de este desconocimiento, unas 40 especies nos acompañan.
Por eso, en una ocasión de que vislumbramos un murciélago que parecía excepcionalmente grande, y surgió la oportunidad, decidimos abrir la puerta a acercarnos a ellos. La primera en una batnight (2018-09-13), la segunda acompañando en una salida pública para un recorrido de control de cajas-nido de murciélagos en Elia (2018-09-29).

Batnight en el Palacio del Condestable (2018-09-13).
Las batnights son una actividad generada a nivel internacional para promover el conocimiento de estos seres al nivel del público. La convocatoria estaba especialmente, aunque no de modo exclusivo, orientada al público familiar e infantil. La sesión estaba dividida en dos actos. El primero consistió en una charla en salón y el segundo en un paseo a primeras horas de la noche por las murallas para bajar hacía el Arga.

Joven hembra de murciélago pequeño de herradura. Pueden apreciarse su pequeño ojo funcional, y las estructuras sobre el morro que le permiten enfocar las ondas acústicas.
Elia 2018-09-29

Algunas de las cosas que se dijeron en esa charla es que los murciélagos se distribuyen por todas las tierras salvo las polares, siendo especialmente abundantes en las zonas tropicales y subtropicales.  Los europeos son principalmente insectívoros, algunos comen además pequeños vertebrados. Pero una cantidad importante tiene repercusiones directas con su relación con las plantas. De hecho, los mayores miembros del grupo, son comedores de frutas y viven en zonas tropicales. Otros son unos eficaces polinizadores nocturnos, y los que tan mala prensa tienen, los chupadores de sangre, son sólo tres especies, una se alimenta de sangre de aves y las otras dos de mamíferos. Eso sí, es importante saber que estas especies viven en meso y Sudamérica.

Su característica más notoria es su vuelo. Su vuelo procede de un ala conformada por unos brazos excepcionalmente largos que terminan en una mano con unos dedos que también son sorprendentemente prolongados. Con base a ellos una membrana de fina piel une todos los componentes con las patas traseras y la cola. Sin embargo, esta ala, con muchas similitudes a las de las aves, no tiene las simpatías de nuestra cultura.

Ala de murciélago enano. Pueden apreciarse la piel que la conforma, así como el “brazo” y parte de la “mano”.
Elia 2018-09-29

Estos dos condicionantes conforman una parte importante de su modo de vida. Por una parte, al ser insectívoros, tienen limitada su periodo de actividad a la presencia de insectos. Fuera de la época estival, o con climatologías adversas los insectos pueden ser muy raros, o, incluso desaparecer temporalmente. En consecuencia, los murciélagos se ven obligados a tomar decisiones muy drásticas: o migrar o permanecer en un área con la carencia total de alimentos. La mayoría de nuestro entorno opta por esta decisión.
En esta situación, los individuos sufren un periodo de letargo invernal, refugiándose en lugares más resguardados que los simples dormideros estivales. En ellos la temperatura corporal desciende hasta los 6º C, limitándose su respiración y sus pulsaciones, en definitiva, su consumo energético. En este estado consumen sus reservas de grasa esperando que alcancen para llegar al buen tiempo. Un buen tiempo que puede verse afectado por un verano fresco, una primavera fría o un otoño demasiado corto.

Murciélago de herradura pequeño descansando en su posición habitual. Se dejan envolver por las alas y se agarran fuertemente a las superficies con las garras de sus patas traseras. Tienen un gran reflejo para hacerlo.
Elia 2018-09-29

El otro condicionante está ligado a sus alas. Su membrana de piel, con una fuerte irrigación parece frágil al compararlas con las de las aves, donde el “brazo” hace de eje fuerte, y son las plumas las que la generan. Para proteger a estas alas tan delicadas, los individuos las pliegan alrededor de su cuerpo y se cuelgan boca abajo sujetándose con las garras de sus “pies”. Esta postura “cabeza abajo” tampoco está, en general, bien vista.

Para pasar el invierno e hibernar, muchos murciélagos buscan refugio en las cuevas, desvanes y otros lugares resguardados. La presencia humana en los mismos puede suponer que despierten de su letargo. Elevar su temperatura corporal de 6ºC hasta los 35º C puede costarles varios minutos. El problema no sólo es este tiempo en el que son muy vulnerables, el problema fundamental es que la pérdida de reservas para esta situación de stress puede equivaler a las necesidades de 20 días de hibernada. Está claro que las molestias continuadas pueden suponer un grave peligro de no sobrellevar un periodo invernal.

No siempre se obtienen los inquilinos deseados. Esta vez un hormiguero ha ocupado el “nido”.
Elia 2018-09-29

Un grupo limitado de especies de nuestro entorno son capaces de realizar migraciones de miles de kilómetros. En ellas vuelan de día e incluso pueden hacerlo sobre el mar, se han visto yendo hacia la costa cantábrica a más de 20 millas de su destino.

Una singularidad poco conocida es su peculiar ciclo reproductor. En estos primeros días del otoño, entran en celo y los machos buscan crear pequeños harenes. Tras cubrir a las hembras estas se alejan de los machos, pero guardarán su esperma dentro de sus cuerpos hasta su próxima ovulación en primavera. Al tiempo formarán colonias de cría, alejando a los machos para que sus retoños puedan conservar mejor el calor. Cómo sólo tienen una cría al año, su tasa de reproducción es pequeña. Afortunadamente, no tienen grandes predadores, sólo ocasionales, por eso las actuaciones de los humanos sobre ellos tienen gran trascendencia.

Ala de nóctulo pequeño. Puede apreciarse la pilosidad que la caracteriza y la diferencia de otras especies de nuestro entorno. Como en otros murciélagos, el “espolón” que se aprecia es su equivalente a nuestro pulgar.
Elia 2018-09-29

Pero su gran baza es la ecolocalización. Los murciélagos pueden vivir en completa oscuridad, aunque a pesar de ello tienen ojos funcionales. Para volar y cazar emiten sonidos en alta frecuencia, mucho más agudos de lo que permite la audición humana. Con ellos consiguen hacerse una idea de su entorno espacial y descubrir a las presas potenciales. La mecánica es relativamente sencilla: el murciélago emite una serie de gritos y espera el retorno del eco. El uso de los ultrasonidos no es casual, las altas frecuencias permiten una mayor capacidad de resolución, es decir de apreciar mejor los detalles.

Sonograma de murciélago enano mientras emite el sonido de “navegación”. Este sonido difiere del de “caza” y del social, este último audible para el ser humano. El tipo y la representación del sonograma depende del software empleado, pero se aprecia como el sonido comienza en los 45 MHz.
Pamplona – Iruña 2018-09-13

Una vez concluida la charla, salimos al “campo” a descubrir la mayor cantidad de especies posibles. Para ello hacen falta micrófonos especiales, con programas especiales que nos permitan “visualizar” lo que no es audible. En base a los sonogramas, pueden identificarse a las especies.

Esta vez pudimos tener constancia, y vimos entre las farolas de la muralla a algunos de los más comunes. El más habitual en nuestra ciudad y los terrenos urbanos en general es el murciélago enano (Pipistrellus pipistrellus) el murciélago de Cabrera (Pipistrellus pygmaeus).
Lamentablemente al bajar al río sólo pudimos encontrar un registro fugaz y dudoso de nóctulo pequeño, a pesar de ser un lugar muy propicio para encontrar una mayor variedad de especies.

Ni que decir tiene que nos quedamos con las ganas de conocer este mundo.

 

Jornada de murciélagos en Elia (2018-09-29).

Se propuso un día de control de cajas nido para murciélagos en esta población. Para empezar, impresiona ver como hay una parte importante de la población que siente estos animales como amigos, sobre todo cuando muestran con orgullo la presencia de estos inquilinos en sus casas.
Llama la atención, la forma en que se pueden buscar estos pequeños mamíferos, las grietas y rincones más increíbles pueden ser usados como refugios, y son sus deposiciones las que los delatan. Las más abundantes eran, como era de esperar las de murciélago enano, aunque no pudimos encontrar ninguno a pesar de los indicadores y de la presencia de buenos rincones.

Excremento de murciélago enano. Los excrementos de murciélagos son pequeños y se parecen a los de los roedores, sin embargo, no tiznan al aplastarlos, no son duros y se deshacen en polvo de los exoesqueletos de los insectos devorados. Cuando comen demasiadas polillas estas deposiciones tienden a colores grises. Para diferenciarlos de los de las aves, hay que fijarse que no tengan la deposición de ácido úrico (mancha blanca en un extremo); esta deposición puede perderse con el tiempo.

Al acercarnos a la iglesia nos encontramos con una pequeña población de pequeño murciélago de herradura (Rhinolophus hipposideros) de unos 6-8 ejemplares. Esta especie tiene la peculiaridad de su distintiva faz, así como de tener unos ojos diminutos casi ocultos por sus grandes orejas. Estas características, se explican porque emiten sus sonidos de ecolocalización a través de la nariz, y las distintas pantallas permiten direccionarlo focalizándolo.

A partir de aquí buscamos otras cajas nido en distintos lugares del bosque, dispuestas generalmente cerca de edificaciones y de claros.
Hay varios tipos de cajas adecuadas, pero para la investigación, las más idóneas son las de “cemento de madera” circulares, ya que son fácilmente desmontables y se puede manipular a sus habitantes con más precisión. Las cajas planas tienen mayor ocupación por avispas, que no suelen ser compartidas por murciélagos; sobre todo si están tratadas con materiales sintéticos.

Estas cajas planas de madera son adecuadas para murciélagos fisurícolas, de ambiente urbano. Tienen la ventaja de que son muy económicas, pero duran poco a la intemperie y no son muy adecuadas para la investigación. Por otra parte, son habitualmente ocupadas por avisperos.
Elia 2018-09-29

Las cajas de “cemento de madera” son mucho más duraderas y los animales se encuentran más a gusto en ellas. En el itinerario se revisaron 4 de estas cajas, de las cuales dos estaban ocupadas por 2 hembras de murciélago enano y otra por un macho de nóctulo pequeño (Nyctalus leisleri). En una vacía y con pocas deposiciones y viejas, había un hormiguero en el reducido espacio de la tapa.
En las cajas planas (4) se encontraron 2 murciélagos enanos y 3 nidos de avispas.

Las cajas de madera de cemento son muy resistentes a la intemperie. Su color negro les permite tener un interior muy acogedor y muchas especies se sienten cómodas en ellas. Además, permiten una manipulación de sus inquilinos.
Elia 2018-09-29

La presencia de los nóctulos pequeños era muy esperada por nuestros anfitriones, ya que es una de estas especies migradoras de nuestro territorio. Las hembras viven y dan a luz en centro Europa (ejemplares anillados en Alemania) pero algunos machos son residentes por aquí. Tienen querencia hacia ciertos lugares, donde se juntan grupos de machos que son visitados por grupos de hembras. Donde realizan sus cópulas. La presencia de un mayor número de machos hace que esos lugares sean más atractivos para las hembras.
La nota humorística en este caso es ¿Cuál es la nacionalidad de nuestros ejemplares?

Macho de nóctulo pequeño. Los machos de esta especie esperan a las hembras en nuestro territorio dispuestos en pequeños grupos, mientras estas vienen desde miles de kilómetros. La más alejada, por identificación de su anilla, procedía de los países bálticos.
Elia 2018-09-29

Después de todo esto, y mirad que está mal contado y narrado ¿Quién se resiste a no acercarse a estos fantásticos animales?

 

Gracias a JT e I por volcar sus conocimientos con tanta paciencia y a M por organizar la jornada y todo el trabajo que viene por detrás.

PD: Tanto JT como I se lamentaban de que en ambas ocasiones no tuvimos un número de especies grande, de esas que “hacen” afición.

Anuncios

Acerca de ornitologia desde la ventana

Sólo soy una persona más de esas que ves por la calle. No deberías darte cuenta que estoy a tu lado, puesto que mi mediocridad es mi bandera identificativa. Si aún así quieres ponerte en contacto conmigo puedes hacerlo en ornitologiadesdelaventana@gmail.com
Galería | Esta entrada fue publicada en Mamíferos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Asomándonos al mundo de los murciélagos

  1. Oscar Peez dijo:

    Muy chulo a ver si otro año nos apuntamos a estas salidas nocturnas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s