La planta del día: Polypodium

No conocemos nombres comunes para estas plantas más allá de su género polipodio o haritz-iratxea, y aunque son parecidos y a veces producen dolores de cabeza, podemos empezar a acercarnos a ellas.

Polypodium pertenece a un tipo de plantas que no producen flores ni frutos, llamados normalmente “helechos”, por lo que se consideran plantas “primitivas”. Sin embargo, las especies actuales son tan modernas como las de otros tipos que nos rodean, a pesar de que, eso sí, sus linajes son antiguos. Polypodium pertenece a la familia de las Polipodiaceas, unas 1200 especies ordenadas en 56 géneros que se distribuyen por todos los continentes, pero muy especialmente por las zonas tropicales. Polypodium es el único género en nuestro territorio y aunque los autores reconocen entre 75-160 especies, solo 3 nos acompañan de forma natural: Polypodium vulgare, Polypodium interjectum y Polypodium cambricum.
En la imagen, en segundo plano Polypodium vulgare en estado silvestre.

Polypodium es una planta basada en un rizoma que recorre el sustrato horizontalmente, del cual salen las hojas (llamadas frondes) Sin embargo, en función de las posibilidades de crecimiento, puede llegar a formar líneas o rosetas de frondes más o menos densas.
En la imagen Polypodium interjectum en estado silvestre.

Como característica del género Polypodium, las hojas (fondes) están profundamente divididas formando unos lóbulos rectos, enteros y terminados en un extremo redondeado. Tienen tendencia a salir casi del lado opuesto del eje central, muy próximos entre ellos, formando un continuo en un suave zigzag.
Sin embargo, podemos comenzar a identificar las especies de nuestro entorno por la forma del fronde. En la imagen Polypodium cambricum en estado silvestre.

Polypodium cambricum tiene un fronde de contorno ovalado o triangular, con sus dos lóbulos inferiores que se levantan del plano en el que se encuentran los demás, indicados por las flechas rojas. Su longitud es menor, incluso puede ser más ancho que largo, ya que vive en lugares mucho más secos que las otras especies y en ocasiones sacrifica sus frondes cuando la falta de agua se hace demasiado dura.

Polypodium vulgare, en cambio, tiene un fronde alargado y lanceolado, y los lóbulos del fronde tienden a compartir disposición espacial.

Polypodium interjectum también tiene un fronde lanceolado, lo que lo hace prácticamente indistinguible de vulgare. Pero no desesperéis todavía

Los helechos se reproducen por esporas que son generadas por los soros. Principios del otoño es una buena época para verlos en Polypodium. Su ubicación en el fronde es típica del género: forman conglomerados globosos en dos líneas a ambos lados del nervio central del lóbulo.

Polypodium cambricum, al que ya teníamos identificado, los tiene globosos semicirculares y amarillentos, que pueden llegar a ser muy brillantes.

Pero esta es la mejor época para diferenciar a los “mellizos”. Por una parte, Polypodium vulgare comparte la forma circular y semiesférica de P cambricum. El color en la imagen no es muy representativo, pues todavía no están conformados.

Por la otra, Polypodium interjectum se separa de esta regla y dispone sus soros en glomérulos ovalados.

La ecología de las tres especies es bastante similar, se encuentran en las grietas de las rocas, paredes de piedra, sobre las horquillas o ramas de los árboles, … muchas veces sobre el sustrato musgoso.  A pesar de ello, sí nos puede dar alguna pista sobre la especie que estamos tratando. Polypodium cambricum nos es el más fácil de encontrar y llegamos a verlo en la ciudad, ya que prefiere cotas más bajas (50-800m), ambientes más templados y más secos. Por eso, como ya se ha dicho antes, en ocasiones pierde sus frondes en las temporadas secas, lo que repercute en su tamaño.
Polypodium interjectum habita en lugares más húmedos entre los 200 y los 1.400 m; mientras que Polypodium vulgare prefiere los lugares más frescos y fríos con rangos que van desde los 100 hasta los 1.800m.
Pero si queréis verlos todos juntos al alimón, solo os tenéis que seguir la carretera del Monte Ezkaba, y cuando esta se acerca a la cresta, podéis encontrarlos, eso sí, teniendo el cuidado oportuno, ya que el camino no es muy seguro.


En la imagen dos poblaciones de Polypodium interjectum, en primer plano y de P. vulgare en segundo. P. cambricum estaba ahí mismo, pero no aparece en la escena.
 Por cierto, no se acaba aquí la diversión, ya que se las tres hibridan entre sí. Es lo que tiene llevarse tan bien.

Para consultar su distribución mundial podemos consultar los siguientes mapas y páginas:

Mapa para Polypodium cambricum

https://www.gbif.org/species/5274944

 Mapa para Polypodium vulgare

https://www.gbif.org/species/5274951

Mapa para Polypodium interjectum

https://www.gbif.org/species/5649577

Publicado originalmente el 2021 11 10

La planta del día es una aventura del grupo de WhatsApp “grupo de flora navarra” organizado por el grupo Gorosti. Está pensado para aproximar la botánica a aquellas personas que, teniendo un poco de ilusión, les cuesta acercarse a ella. Por eso se pretende mostrar plantas fáciles de encontrar, de identificar y que se encuentren en flor en ese momento.
Por ese motivo, es posible que el proyecto peque de demasiado local.

Acerca de ornitologia desde la ventana

Sólo soy una persona más de esas que ves por la calle. No deberías darte cuenta que estoy a tu lado, puesto que mi mediocridad es mi bandera identificativa. Si aún así quieres ponerte en contacto conmigo puedes hacerlo en ornitologiadesdelaventana@gmail.com
Esta entrada fue publicada en La planta del día, Notas sobre Vegetación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La planta del día: Polypodium

  1. guillegalo dijo:

    En nuestra tierra la presencia de algunos polipodios, estos helechos tan variados, cuya presencia es orientadora a los campesinos porque es indicadora de terrenos ácidos, ellos combinan con siembras de ciertos fríjoles y pequeñas aplicaciones de cal agrícola, conservan datos y el helecho les indica cada dos años o tres, que deben ayudarle al suelo para conservar su fertilidad y su naturaleza.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡¡Hola Guillermo!!
      La familia Polypodiaceae es muy rica y variada, no aquí en Europa, pero sí en Sudamérica, donde uno de los grupos más extensos e importantes es exclusivo de vuestro continente.
      Desconocía ese dato de la acidez del suelo. En nuestro entono Polypodium son de esa minoría de helechos que se amoldan bien a los sustratos calizos. Pero lo normal es, como bien saben los campesinos colombianos, que a los helechos les gusten los suelos ácidos.
      Gracias por este curioso apunte de etnobotánica.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s