Descubriendo a los quironómidos

El otro día (2017-10-25) participé en un acto del grupo Gorosti una presentación de la plataforma observation, cuya finalidad es potenciar y optimizar el recurso de miles, quizás millones, de observadores de la naturaleza en múltiples facetas. Para ello, se nos invitó a llevar fotos de insectos que tuviéramos por ahí, para ayudarnos a identificarlos.
Cuando me tocó el turno presenté un mosquito de un tamaño descomunal. La foto se tomó el 2017-05-31, y llama la atención las dimensiones del mismo, ya que se mantiene ligeramente por debajo de los 30 mm de longitud. La verdad impresiona que algo así pueda llegar a pensar que eres su fuente de alimento ambulante.
Pero lo que enseguida me chocó fue lo rápidamente que se le identificó: un quironómido.

 

El sujeto en cuestión. Este grupo puede identificarse fácilmente por su abdomen curvado hacia arriba y esa “mochila” que transporta en el tórax. También se puede decir que es hembra, ya que los machos suelen tener las antenas muy plumosas.
¿Hay que recalcar que medía cerca de 30 mm de longitud sin contar sus patas?
2017-05-31

Bueno, lo de identificación es algo relativo. Los quironómidos son una familia de dípteros nematóceros (los que habitualmente llamamos mosquitos) de distribución mundial y de la que se conocen más de 5000 especies. Sus larvas viven en medios acuáticos, en sentido amplio, y suelen llamarse “mosquitos de los pantanos”; denominación por su hábitat y por su parecido a los culídidos, algunos de estos sí que pican a las personas.
Como adultos, muchos de nuestros quironómidos en cambio, no se alimentan, por ese motivo su vida suele ser corta. A pesar de ello, en nuestra zona, no siempre pasan desapercibidos, ya que pueden surgir de las aguas en oleadas asombrosas. Además, frecuentemente, podemos observarlos en enjambres mientras se dedican al cortejo y al apareamiento.

Revisando el archivo, encontramos este otro ejemplar, posado sobre una flor de Verbascum lychnitis. En esta ocasión parece que esta especie se ve atraída por el olor de esta planta, ya que varios ejemplares, además de otros de otras especies, volaban o están posados sobre ella. Quizás la usen como fuente de alimentación (no todos los miembros de la familia dejan de nutrirse al llegar a la fase adulta)
Como curiosidad, el diámetro de la flor es ligeramente superior a los 30 mm
Orillas del Arga Iruña – Pamplona 2017-06-09

Pero como seguramente sabréis, muchos insectos llevan una “doble vida”. En estado de imago (adulto) tienen unos hábitos, mientras que de larvas tienen otros. Y es en este periodo donde muestran algunas de sus características más llamativas. Como ya hemos comentado, las larvas viven en medios acuáticos. Prefieren aguas reposadas de remansos, charcas, entornos lacustres, … pero no desdeñan suelos húmedos, y mini pocillos como oquedades en los árboles, charquitos en la vegetación (bromelias, Dipsacus, …)
Con todo ello, uno de sus atributos más llamativos es la presencia de hemoglobina en su cuerpo. En efecto, al vivir en medios acuáticos, no siempre la concentración de oxígeno en el agua es suficiente para mantenerlos, por ello se ayudan de transportadores de oxígeno mucho más eficaces que una simple “difusión”. La presencia de esta molécula confiere a estas larvas colores rojos o verdosos, lo que las hace fácilmente reconocibles. (Atención, no hay que confundirlos con otros gusanos rojos, que se apelotonan en el fango de las charcas que son anélidos oligoquetos pertenecientes al género Tubifex -y afines- que también son rojos porque también presentan hemoglobina por circunstancias muy semejantes)

Detalle del ejemplar anterior. Puede verse el abdomen y la “mochila”, así como sus antenas no plumosas.
Orillas del Arga Iruña – Pamplona 2017-06-09

La importancia de los quironómidos larvales en sus hábitats es enorme, como filtradores y detritívoros tienen una gran capacidad para descender la carga orgánica del agua, así como son una importante fuente de recursos para los cazadores del medio acuático, mención especial para los peces.
Por su forma de vida, son utilizados como indicadores de la calidad de las aguas, así como tienen cierta importancia contrastada en “entomología forense” para cálculos de la permanencia de cuerpos en el agua.
Sin embargo, no todo es dicha, ya que debido a su alimentación filtradora y detritívora son grandes consumidores de bacterias aeróbicas en las plantas de tratamiento de aguas residuales; de hecho la mayor parte de la bibliografía que se puede consultar en internet, hace referencia  a sistemas de control de estas especies.

Si es que no podemos estar contentos ni un poco.

Taxonomía
Reino:              Animalia
Filo:                 Arthropoda
Subfilo:           Hexapoda
Clase:              Insecta
Subclase:        Pterygota
Infraclase:      Neoptera
Superorden:   Endopterygota
Orden:             Diptera
Suborden:       Nematocera
Infraorden:     Culicomorpha
Superfamilia: Chironomoidea
Familia:          Chironomidae

 

Para ubicarse mejor:

 

 

Anuncios

Acerca de ornitologia desde la ventana

Sólo soy una persona más de esas que ves por la calle. No deberías darte cuenta que estoy a tu lado, puesto que mi mediocridad es mi bandera identificativa. Si aún así quieres ponerte en contacto conmigo puedes hacerlo en ornitologiadesdelaventana@gmail.com
Galería | Esta entrada fue publicada en Insectos, Invertebrados, Safari en casa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s